Luna


Es de noche y mi Luna se ausenta
primera vez que ella no se presenta
y mi alma en silencio se lamenta
pues nunca tarde llega su presencia
bajo la noche cual bella creencia
sigilosa como la fría ciencia.

 

Otra noche más sin ella presente
y la soledad de mi se divierte
mi vida y su recuerdo aún inertes
añoran aparesca de repente
al lado de la esperanza tan fuerte
de poder besarla antes de mi muerte

 

¿Dónde estás princesa, mi bella luna
dejándome vivir con esta duda?
Si sabes que como tú no hay ninguna
¿Por qué me dejas solo y sin fortuna?

 

Una semana más sin su consuelo
cayendo al infierno de mi sueño
viendo a los demás reir con reselo
y yo atascado en este duelo
pues sin su calor yo seguir no puedo
envidiando a todo hombre con gran celo.

 

Recordando dedicarle su canción
la que le cantáse con tal devoción
sin pena ni vergüenza, con gran razón
pues su luz me cambió en toda acción
dándole por completo mi corazón
y dejando el infierno sin confusión.

 

¿Dónde estás mi vida, mi bella luna
dejándome morir con esta duda?
Si sabes que como tú no hay ninguna
¿No me das oportunidad alguna?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s